Coleccionistas, Welcome Back! DESIGN THINKING-UX

Maria Sanchiz
6 min readNov 9, 2020

¿Te imaginas realizar un viaje al pasado? Como cuando vuelves a casa de tus padres, y te reencuentras con tus juguetes y recuerdos de los 90, o tienes esa colección de la que no puedes deshacerte ¡Qué sensación!

Pues bien, este es el viaje que he realizado junto a mis compañeras (en tiempos de Covid-19, el cual todo el proceso fue remoto), para realizar nuestro primer Design Thinking, toma asiento y disfruta …

Nuestro Brief contiene aires de melancolía y revolución

Salvatore es un anticuario que tiene una pequeña tienda situada en el East Village de Nueva York. Pero debido al declive del sector ha decido prejubilarse y dejar el negocio a su hija Brina. Esta sabe que el negocio está obsoleto y le gustaría reinventarse y que a la vez sea un referente en el sector del coleccionismo de los 80 y 90.

Quiere buscar una solución innovadora para la venta digital, pero no sabe más a cerca de este mundo, ni sobre el tipo de usuario, sus necesidades, etc.

El reto

Para afrontar un reto, siempre hay que definir una metodología . . . Se llegó a la conclusión de utilizar Design Thinking ya que es la mejor metodología a aplicar cuando queremos descubrir nuevas oportunidades de negocio, necesitamos entender mejor a los usuarios y desarrollar nuevos conceptos e ideas. Dentro de esta existe el modelo doble diamante, una nueva forma de innovación en el diseño. Es mucho más fácil dividir el modo de trabajo por semanas.

Research

Comenzamos con la búsqueda de información a cerca del mundo del coleccionismo, centrándonos en las décadas 80 y 90 para sacar nuestras primeras conclusiones.

A través de artículos y documentales, pudimos comprobar cuan importante son las colecciones y piezas exclusivas de las décadas comprendidas entre los 80 y 90. El que has hace exclusivas, precios, subastas, etc.

Y así es como pudimos comenzar a comprender el aspecto emocional y poder acercarnos cada vez más a este tipo de usuario, ya que este campo en el que nos movíamos es bastante extenso.

Design Research

Ya con toda la información que habíamos recopilado planteamos gran cantidad de preguntas dirigidas a nuestros usuarios sobre sus sensaciones, necesidades, deseos…. Pero también y no menos importante, a cerca del producto, y la competencia.

Research questions elegidas, destinadas al guión para nuestra entrevista.

Y a continuación teniendo todas estas preguntas como referencia, fue cuando ya realizamos el ejercicio de Benchmark tanto de tiendas físicas como online dedicadas al coleccionismo, para captar oportunidades que otros y pocos consideran, que nos ayuda a contemplar nuevas ideas.

Nuestra siguiente fase fue realizar un guión de preguntas a través de nuestro research para realizar una serie de entrevistas a coleccionistas cuyo repertorio tuviese relación con las maravillosas décadas de los 80 y 90. Realizamos un total de 7 entrevistas a personas orgullosas de sus colecciones, desde vinilos, libros, comics, VHS, caballeros del zodiaco, camisetas NBA, clippers, monedas, fósiles y postales. Después de conocerles y nos contaran a cerca de sus colecciones, llegamos a muchas conclusiones en común, pero la más destacada, en la que todos coincidieron fue la nostalgia.

Tras las entrevistas, decidimos realizar una encuesta para averiguar más sobre comportamientos de coleccionistas, ¿qué les mueve?, ¿dónde compran?, ¿qué valoran?, edad, limitaciones, experiencias… El resultado fue muy satisfactorio y obtuvimos nuevas ideas para enfocar nuestro research.

Ahora sí, con toda la investigación que llevábamos realizada creamos dos user persona, estos son creados en base a toda la información que hemos ido obteniendo. A continuación sumamos el mapa de empatía de nuestra persona en el cual comprendemos mejor como piensa, que siente, ve y escucha.

Más tarde pasamos a la realización de los respectivos user jouney map. Les situamos en una casuística, en este caso comprar un objeto para su colección. Aquí es donde medimos la satisfacción del usuario en cada fase, definimos etapas, emociones, actividades, oportunidades de mejora, pain y touch points. Este mapa está enfocado a la identificación y solución de diversos problemas que pueda llegar a tener nuestra coleccionista durante el proceso.

Definir

Cuando terminamos la fase de empatización en la que hemos mapeado, empatizado y sobre todo hemos cambiado el foco del producto a la experiencia del coleccionista, nos disponemos a sacar las insights, identificando momentos a través de las historias que nos han contado nuestros coleccionistas. Los dividimos de mayor a menor importancia para contemplar nuestro espacio de oportunidad.

A continuación creamos HMW a nuestros insights finales en los cuales nos hicimos preguntas de cómo podríamos solucionar de manera eficaz todos los problemas del usuario.

Idear

Ya en este proceso llegamos a la necesidad de generar ideas y conceptos pero había que buscar soluciones innovadoras. Aquí es donde nos dimos cuenta que cualquier idea loca nunca llega a ser incorrecta o mala, si no ¡todo lo contrario!, son propuestas de valor añadido para evitar quedarnos con una sola idea, cuanto más generásemos mejor.

Realizamos una serie de técnicas de ideación desde brainstorming, brainwriting, hibridación, tendencias tecnológicas, hasta scenarios imposibles, la verdad es que acabamos agotadas pero gracias a estas técnicas aparecieron grandes ideas.

Wow! sí, aquí es donde alucinamos con todas esas ideas tan locas que sacamos a través de las técnicas de ideación que realizamos anteriormente. Llegó la hora de organizarlas a través de la técnica Moscow, realizamos nuestro tablero y decidimos democráticamente cuál era la idea estrella. ¡La más innovadora y posible de desarrollar!

¡YA LA TENEMOS!

Definir el producto

Bueno que nervios… ¡ya teníamos la idea! Todas llegamos a esa idea final ilusionadas y felices con el resultado pensando que hace una semana ni nos planteábamos qué iba a salir de aquí …

Era el momento de realizar nuestra propuesta de valor en la que definir nuestro producto, ese por el qué apostamos todas.

Después de presentar la propuesta de valor, nos falta crear un storyboard para reforzar esta gran idea. Debemos pensar cómo nuestra idea se iba a aplicar a nuestro usuario, porque gracias a nuestro producto le ofrecemos una solución a su problema creando una gran experiencia.

Y hasta aquí puedo contar…

Si quieres saber más, sobre el resultado final (UI) de esta historia, pincha aquí

--

--