Reto de Design Thinking

Maria Sanchiz
3 min readSep 21, 2020

A la hora de crear y/o diseñar un producto ya sea digital o tangible, nuestro objetivo final es llegar al cliente y eclipsarle, pero es muy difícil o casi imposible crear algo brillante si no empatizamos con los futuros consumidores de este producto. Necesitamos saber cómo piensa, como es, básicamente ponernos en sus zapatos. Esto es lo que conseguimos con la metodología Design Thinking.

Siempre relacionamos que Design Thinking se define como una metodología. Sin embargo, es mucho más que eso. Design Thinking es una forma de pensar aplicada a una metodología de trabajo.

El reto.

La responsable de transformación digital de Inditex, está implementando junto a su departamento todo tipo de soluciones que haga mejor la experiencia en las tiendas físicas de Zara. El mayor problema que han localizado, es que la mayoría de personas que visitan las tiendas de Zara y deciden utilizar el probador para probar sus prendas elegidas solo lo hacen una vez, es decir, que si no les queda bien, no vuelven a elegir la talla correcta, ya sea por pereza a esperar interminables colas, o volver a desvestirse.
Buscan alternativas que permitan mejorar la experiencia de usuario en sus tiendas desde un punto de vista digital aprovechando las nuevas tecnologías y así conseguir un aumento del 10% en sus ventas de tiendas físicas.

Mi estudio comenzó con entrevistas dirigidas al público objetivo y/o potencial. Jóvenes (chicos y chicas) entre 20–35 años, que son asiduos a la marca y están en contacto con las nuevas tecnologías.

A través de mis preguntas pude conocerles mas como usuarios de Zara.

La inmensa mayoría prefieren comprar en tienda física por la fiabilidad de encontrar su talla, y ver sus productos de forma tangible (aunque están en contacto con la web), visitan sus tiendas con frecuencia y poco más de la mitad le da pereza volver a por un nuevo artículo, sobre todo cuando hay colas interminables en rebajas.

La Solución

Mi propuesta es la siguiente. Tendremos la opción de un probador inteligente, se accederá a este a través de la app de Zara escaneando un código QR situado en la puerta, el cual te dará el acceso.

Automáticamente se escanearan las prendas que llevamos al acceder, por un sistema de sensores en la puerta.

Una vez dentro, tendremos un espejo inteligente que contiene los datos del cliente, datos que estarán enlazados a tu perfil de Zara (por el acceso que hiciste anteriormente con el código QR).
En caso de que necesites cambiar talla o color de la prenda, tendrá un sensor por el que pasarás esta y así podrás solicitar nueva talla o color a través de este sistema.

Recibirás la nueva prenda a través de un sistema de almacén inteligente atendido por robots.
Mientras tanto podrás seguir investigando e incluso añadir nuevos ítem completando tu look, al igual que la opción que ya tenemos disponible en la web/app, su forma de interactuar será la misma.

Con este sistema conseguimos solucionar el problema, pero también añadimos nuevas experiencias al usuario y soluciones a la marca, como:

· Recomienda looks al igual que la web/app. Con lo que es una nueva posibilidad y un nuevo incremento a ese 10% de aumento de ventas.

· A nivel de stock y tienda, se puede contabilizar infinidad de variables, como cuantas prendas lleva cada cliente, cual es el perfil del cliente, base de datos de tallas tanto para Zara, como para el perfil del cliente, stock, registro de afluencia por fechas y/o horas al día, etc.

· La app/web registrará tallas del cliente para futuras compras incluso a través de la web, para aquellos que nunca se deciden a comprar en web, será un aumento en el comercio electrónico.

· E incluso implementar un scanner 3D para probar las prendas en un futuro.

--

--